Primeramente, antes de decidir si tomar BCAA’s o no, es necesario saber qué son exactamente. El término de BCAA, que son las siglas en inglés de “Branched-chain aminoacids” y que en español significa “aminoácidos ramificados”, son 3 concretamente: leucina, isoleucina y valina. Estas 3 sustancias son aminoácidos esenciales, es decir, sustancias que nosotros mismos debemos aportar mediante la dieta, pues nuestro organismo no los fabrica por sí mismo.

Se dedican a la síntesis proteica y a oxidarse para proporcionar energía a los músculos para evitar en cierta medida el famoso catabolismo muscular. Y exponemos “famoso” porque es el mayor motivo por el que el suplemento de BCAA’s es ingerido, para evitar la pérdida de tejido muscular.

Esto es fácil: nuestro organismo recurre a la proteína muscular (a los aminoácidos) durante el ejercicio cuando necesita energía y no tiene. ¿El problema? Magnificar la creencia popular de que esto ocurre siempre y de manera intensa. El catabolismo muscular se da, principalmente, cuando el glucógeno es prácticamente inexistente. Es decir, para que este fenómeno ocurra, el ejercicio debe darse bajo unas circunstancias un poco especiales, y que generalmente no es así.

Hablemos de realidades: el catabolismo se da a diario, tanto si entrenamos como si no lo hacemos, pero en unas magnitudes minusculísimas. Las células musculares se renuevan, degradándose y sintetizándose como cualquier otra célula. Es lo que se conoce como “turnover” proteico diario.

¿No son necesarios entonces?

Depende. Para contar con la suplementación de BCAA’s tendríamos que seleccionar primero si buscamos suplementación para un entrenamiento de pesas o para un entrenamiento de resistencia como puede ser el de un deportista de fondo, que son dos temas completamente distintos.

Aunque la disponibilidad de estos aminoácidos esenciales puede llegar a cubrirse con una ingesta adecuada de proteínas diarias a través de todo tipo de carnes (especialmente roja), huevos, lácteos, etc., es necesario saber que la tercera parte de nuestros músculos esqueléticos está compuesta por ellos y que, por eso, es tan vital un toma adecuada.

Por otro lado, científicamente, se ha demostrado que la suplementación de BCAA’s puede estimular la síntesis proteica después del entrenamiento y/o disminuir la degradación de la proteína.

Si seguimos con el tema de la degradación muscular, señalar que en la vejez esto se hace mucho más notable es básico a la hora de destacar las propiedades de la ingesta de BCAA’s. Como ya hemos dicho, favorecen la síntesis proteica y, a esas edades, con una oxidación de las células tan rápida, nos ayudarán a ralentizar el catabolismo muscular.

Igualmente, es cierto que se ha demostrado que la suplementación con BCAA’s, antes o después de entrenar, tiene un efecto positivo. Porque minimiza el daño muscular y promueve la síntesis de proteínas.

Como conclusión, podemos decir que los aminoácidos son necesarios para el correcto mantenimiento de los músculos y que, si recurrimos a la mejor suplementación para completar nuestra dieta, la asimilación en nuestro organismo será mucho más rápida y eficiente.

BCAA’s+Glutamina AMIX